sábado, 23 de junio de 2018

24 de JUNIO. SAN JUAN BAUTISTA

Es el titular de nuestra iglesia y de nuestro monasterio.
La imagen central del retablo aparece adornada con flores en el día de su fiesta.



Sólo de san Juan Bautista, como de Cristo y de la Virgen María, se celebra solemnemente su nacimiento (24 de Junio). Podemos deducir la fecha de su natividad, pues cuando María concibió al Salvador, la madre del Precursor estaba ya en el sexto mes del embarazo (cfr. Lc 1,26.30).
Además la solemnidad del 24 de Junio está ligada al ciclo solar, en el hemisferio norte. Se celebra cuando el sol, dirigiéndose hacia el sur del zodiaco, comienza a descender: hecho que resulta un símbolo de la figura de Juan, que refiriéndose a Cristo, había declarado: "Él debe crecer y yo en cambio tengo que disminuir" (Jn 3,30).
En la frontera entre el Antiguo y el Nuevo Testamento descuella la figura de san Juan, hijo de Zacarías y de Isabel, ambos "justos ante Dios" (Lc 1,6), uno de los más grandes personajes de la historia de la salvación.
·        Todavía en el vientre de su madre, Juan reconoció al Salvador, también escondido en el vientre de la Virgen María (cfr. Lc 1,39-45).

·       
Su nacimiento estuvo marcado por grandes prodigios (cfr. Lc 1,57-66).

·        Creció en el desierto, llevando una vida austera y penitente (cfr. Lc 1,80; Mt 3,4).

·        "Profeta del Altísimo" (Lc 1,76) descendió sobre él la palabra de Dios (cfr. Lc 3,2).

·        "Recorrió toda la región del Jordán, predicando un bautismo de conversión para el perdón de los pecados" (Lc 3,3).

·        Como nuevo Elías, humilde y fuerte, preparó al Señor un pueblo bien dispuesto (cfr. Lc 1,17).

·        Según el plan de Dios, bautizó, en las aguas del Jordán, al mismo Salvador del mundo (cfr. Mt 3,13-16)

·        A sus discípulos les señaló que Jesús era el "Cordero de Dios" (Jn 1,29), el "Hijo de Dios" (Jn 1,34), el Esposo de la nueva comunidad mesiánica (cfr. Jn 3,28-30).

·        Por su heroico testimonio de la verdad (cfr. Jn 5,33) fue encarcelado por Herodes, que le hizo decapitar (cfr. Mc 6,14-29), convirtiéndose así en precursor del Señor en la muerte violenta, como lo había sido en su nacimiento prodigioso y en la predicación profética.

·        Jesús hizo un grandioso elogio de él, proclamando que
 "entre los nacidos de mujer no hay uno más grande que Juan" (Lc 7,28).

domingo, 17 de junio de 2018

EL QUERCUS ROBUR EN NUESTRA IGLESIA



Desde la concejalía de cultura del Ayuntamiento de Villarrobledo se ha organizado esta tarde en nuestra iglesia  un concierto a cargo del afamado grupo de voces graves Quercus Robur.
La aportación voluntaria de 5 € será destinada a reconstruir los cielos rasos del monasterio. Pues con el temblor del mes de noviembre de 2017 el ala oeste del monasterio se bajó desde los cimientos provocando graves destrozos.
Todos los asistentes hemos pasado una tarde de cielo, pues la acústica de nuestra iglesia y las timbradas voces de los 18 componentes del grupo, hacían un maridaje perfecto.
Esta comunidad agradece la colaboración desinteresada del Quercus Robur y la de todos los asistentes.



lunes, 11 de junio de 2018

TERREMOTO


PARA AYUDAR A SUFRAGAR LOS GASTOS DE RECONSTUCCIÓN

DOMINGO 17 DE JUNIO A LAS 7:30 DE LA TARDE

Aunque la Mancha no es tierra de terremotos, se han sufrido temblores de diferente intensidad. El último fue el pasado año 2017 que tuvo dos réplicas los días 26 y 27 de noviembre. Como las veces anteriores no le dimos importancia.



El tiempo pasaba y vimos que en la habitación de sor Josefina caía tierrecilla y piedrecillas. Una enorme grieta separaba el cielo raso de la pared y el techo estaba colgando todo a lo largo de la pared varios centímetros. Consideramos el peligro que corría y sacamos de la habitación a ella y a sor Mª Luisa que estaba en la habitación de al lado.
No sabíamos que era algo de importancia hasta que vino la arquitecta, Dña. Beatriz Sánchez, y dijo que todos los cielos rasos del ala sur del convento estaban en estado muy peligroso, amenazando derrumbe. El muro de contención del convento, al ser de tierra,  se bajó con el temblor ocasionando daños, grietas y desperfectos, tal como aparece en las fotografías.
El Consorcio de seguros se negó a hacerse cargo del siniestro debido a  la baja intensidad del temblor.
Se sacaron seis camiones de escombros y todavía no se ha terminado la obra.
Para quien desee hacer una aportación, facilitamos un número de cuenta. Puede solicitarnos recibo para desgravarse en la declaración de la Renta.

COMUNIDAD DE HERMANAS CLARISAS
ES16 0182 1044 85 0200719271





sábado, 26 de mayo de 2018

ENTREVISTA A SOR YOLANDA DE LOS ÁNGELES

EN EL DÍA DE LA VIDA CONTEMPLATIVA



1.      ¿Qué es esto de la vida contemplativa, la vida monástica?
El ser contemplativos es una dimensión de la vida cristiana. Todo bautizado ha recibido el don del Espíritu Santo que le capacita para ver la realidad con los ojos de la fe, descubriendo en la creación la mano de Dios. También está llamado al trato con Dios por medio de la oración personal y a cultivar su vida espiritual. Esto es para todos los cristianos.
Cuando hablamos de vida contemplativa o monástica nos referimos a un estilo peculiar de vivir el seguimiento de Cristo. Está el apostolado de la acción y el apostolado de la contemplación. Cuando Jesús subió al cielo envió a sus discípulos a ser testigos del Reino de Dios, anunciando lo que habían visto y oído de su Maestro.
Este modo de vida se desarrolla dentro de un monasterio femenino o masculino. Hombres y mujeres separados del mundo (no evadidos) que se dedican exclusivamente a Dios. Hemos sido llamados para estar con Dios viviendo en una comunidad de hermanos o de hermanas. Nuestro existir ya da testimonio de la primacía de Dios. Esta separación nos facilita el trato con Dios en la oración, evitando todo lo que pueda separarnos de Él y de la escucha meditativa de su Palabra. El contemplativo ejerce el apostolado de la oración. Ésta llega a todos los rincones del mundo, allá donde haya algún hermano con necesidades en su cuerpo o en su alma. La oración mueve los corazones de los hombres a un cambio hacia el bien y desde ahí se va construyendo el Reino de Dios. Muchas personas se acercan a nuestro monasterio pidiendo oraciones por intenciones o necesidades particulares: exámenes, enfermos, alejados de la Iglesia,… y luego vienen a darnos las gracias.

2.      ¿Y qué se nos pide en este domingo?
El domingo pasado, Pentecostés, celebrábamos el día de la Acción Católica y del Apostolado Seglar. Este domingo de la Santísima Trinidad se celebra el día de la Vida Contemplativa (Jornada pro Orantibus). En este día todo el Pueblo de Dios ora por los contemplativos, por su fidelidad, por su perseverancia y santificación, por sus necesidades, por un aumento de vocaciones. Es un día de oración por todos los que dedican su vida a rezar por el mundo.
También el día de hoy se quiere despertar la conciencia de esta realidad eclesial, invitando a los fieles que conozcan este modo de vivir, que se acerquen a algún monasterio, que hablen con algún monje o monja. En nuestra diócesis de Albacete hay tres monasterios de Carmelitas (Albacete, Caudete y Villarrobledo); dos de clarisas (Hellín y Villarrobledo); uno de franciscanas de la TOR en Alcaraz y otro de Cistercienses en Villarrobledo.

3.      ¿Cómo es vuestra vida diaria?
Muy sencilla, comenzamos con la oración litúrgica y personal. Después de la Eucaristía la jornada va alternando momentos de trabajo, oración, estudio, recreación y descanso. A simple vista puede parecer monótona, gris o triste, pero no es así. No conocemos la rutina ni el aburrimiento. En casi treinta años que llevo en el monasterio ni un solo día es igual. Nuestro Dios es el Dios de las sorpresas. En el “Hoy” cotidiano estamos con Cristo, vivimos bajo su mismo techo, tenemos la experiencia personal de que está vivo y presente no solo dentro de nuestro corazón sino en medio de la comunidad.


4.      ¿Cuándo entró  al convento y cómo?
Yo tenía 20 años. Dios es un gran pedagogo, pues yo no quería ser monja ni me gustaba verme con un hábito, pues era muy presumida. El Señor me dio todo lo que yo había deseado y soñado: estudios, viajes al extranjero, una pandilla de amigos muy buena en mi pueblo (Socuéllamos) y después en la Universidad, buena familia… pero en el fondo había un vacío que estas cosas no podían llenar. Sentía que todo me sobraba, que yo quería ser pobre. Por otro lado, desde niña alimenté una relación personal con Jesús y con la Virgen María. A Jesús lo sentía vivo en el sagrario y me atraía, a Ella acudía como a una madre. Cuando terminé los estudios descubrí que mi relación con Jesús era algo más que la de un simple amigo. Él me llamaba a ser su esposa.

5.      ¿Está feliz?
No estoy feliz, SOY feliz, muy feliz y no cambiaría mi vida por ninguna otra, pues me llena por dentro, me plenifica. Si me preguntas por un adjetivo que defina mi vocación contemplativa te diría que es PRECIOSA, rica, profunda, humanizante, enriquece a la persona en todas sus dimensiones, nos centra en lo esencial. Pero esta felicidad brota y nace de la unión con Cristo en su misterio de pasión, muerte y resurrección. Ya lo anunció Jesús: “El que quiera seguirme que cargue con su cruz cada día y se venga conmigo”. Todo ser humano sufre, pero la clave está en saber sufrir. El sufrimiento unido a Cristo adquiere un valor redentor infinito, le ayudamos a salvar almas.

6.      Un convento no está cerrado sino abierto al mundo no estáis alejadas y aisladas de las personas.
Oímos muchas veces decir a algunas señoras: “¡Ay, si me hubiera metido a monja de cuántas cosas me habría librado! Vosotras estáis ahí como entre algodones, no sufrís y os evitáis muchas cosas. El mundo está muy mal, ahí dentro es donde mejor se vive”. Esta es la concepción que se tiene de un convento, como si viviéramos en un nirvana donde ni se siente ni padece. Eso no es real. Vivir con las mismas personas en un lugar cerrado durante toda la vida exige una gimnasia interior constante para no romperse por dentro. Debemos ejercitar la comprensión, el perdón, el diálogo, el ver a la hermana cada día con ojos nuevos, olvidar las ofensas. Esto también es un testimonio ante el mundo. ¿Cuántas personas dejan de hablarse por cuestiones de herencia o malos entendidos? Y viven amargadas porque sin amor no se puede ser feliz.
Por otra parte los muros del  monasterio no son barreras. Nos enteramos de las cosas que pasan fuera pues nos las dicen y rezamos por la realidad que nos ha tocado vivir a todos, pues formamos parte de ella. Además somos muy sensibles al sufrimiento de las personas, las llevamos en nuestro corazón y las presentamos cada día al Señor.

7.      Algunas palabras sobre el lema de este año.
El lema está tomado de una frase de santa Teresa de Jesús tomada de su libro Camino de Perfección: “Solo pido que le miréis”.


Tres siglos antes que santa Teresa escribiera esto otra santa llamada Clara de Asís, también nos pedía que le mirásemos, pero además añadía otros verbos. Así escribía a una de sus hijas espirituales: “Mira, observa, considera, contempla, con el anhelo de imitarle a tu Esposo, el más bello de los hijos de los hombres, hecho por tu salvación el más vil de los varones. Y transfórmate por la contemplación en imagen de su divinidad”. Tantos verbos expresan un dinamismo increíble en el alma de nuestra santa madre. Para ella no se trata de mirar solamente, sino de considerar, contemplar con un deseo ardiente de imitar a la persona amada. Además es un mirar que transforma a la persona desde dentro en Cristo, un mirar que lleva a la identificación y unión con su Esposo.
“Solo pido que le miréis”. Este lema nos lleva a hacernos una pregunta: “¿Hacia dónde dirijo yo la mirada?”. Por supuesto que hacia lo que me interesa y motiva. Hoy día lo más común es: la televisión, el ordenador y el móvil. Nos saturamos de imágenes que llenan la mente y dejan el corazón vacío. Si solo por hoy dedicáramos un rato a dirigir una mirada atenta a Jesús crucificado, seguro que algo cambiaría en nuestra vida.

Entrevista realizada por el delegado de Medios de Comunicación Social de la Diócesis de Albacete y retransmitida por la Cope el viernes 25 de mayo, con motivo de la JORNADA PRO ORANTIBUS 2018

Icono de la Santísima Trinidad, realizado por nosotras y adornado en el día de su fiesta con las rosas de nuestro jardín

GLORIA AL PADRE Y AL HIJO Y AL ESPÍRITU SANTO, AL DIOS QUE ES, QUE ERA Y QUE VENDRÁ.

SANTO DÍOS, SANTO FUERTE, SANTO INMORTAL, TEN MISERICORDIA DE NOSOTROS Y DEL MUNDO ENTERO

domingo, 20 de mayo de 2018

HOY ES PENTECOSTÉS



Día en el que termina y culmina el tiempo de Pascua con el envío del Espíritu Santo, don que el Señor hace a sus discípulos para que puedan continuar su misión.
La Iglesia, como Pueblo de Dios lleno de gracia y de verdad, hoy se viste de fiesta porque está celebrando su nacimiento.


Fotografía tomada durante la Vigilia de anoche que duró dos horas y media. Leímos y meditamos todas las lecturas con los salmos, además la explicación de cada uno de los dones, intercalando cantos y momentos de silencio.

Los apóstoles reciben la fuerza del Espíritu en un contexto de debilidad y de miedo. Las puertas cerradas, en medio del mundo, por temor. Al celebrar Pentecostés hemos de superar nuestros miedos para construir y ser la Iglesia de la confianza, la que se arriesga en la misión y en el ejercicio de la misericordia.


Celebramos que Cristo ha resucitado, la muerte ha sido vencida, y no hay lugar para el miedo. El Resucitado tiene el poder y la gloria, y cumple su promesa definitiva: nos envía su Espíritu. Espíritu de valor y confianza, de fortaleza y verdad, de amor y gracia. Es el Espíritu de la libertad, que arranca las puertas de los temores y las seguridades para abrir las ventanas del riesgo en el amor comprometido; del fuego que aviva la lucha por la dignidad y la posibilidad de la reconciliación del hombre. El Espíritu hace posible otro mundo.

También es el Día de la Acción Católica y del Apostolado Seglar, con el lema “Discípulos misioneros de Cristo, Iglesia en el mundo”, Iglesia en el mundo”. Es la hora del apostolado. Todos los bautizados somos interpelados como apóstoles: ¿soy consciente de la misión, de la responsabilidad que el Señor deposita hoy en mí? ¿Asumo esa tarea como propia?


Fotografía de nuestra iglesia conventual, con siete velas significando cada uno de los dones del Espíritu Santo: Temor de Dios, Consejo, Piedad, Fortaleza, Ciencia, Inteligencia y Sabiduría.

domingo, 22 de abril de 2018

PROFESIÓN EN LA ORDEN FRANCISCANA SEGLAR DE VILLARROBLEDO

Ayer se vistió de fiesta la fraternidad por la Profesión de Caridad Fernández y la admisión al noviciado de Cari Parra, Vicen Gómez y Mª Dolores Roldán.


Momento en que hacen la petición para ser admitidas en la fraternidad

El rito de admisión a la fraternidad tuvo lugar en la Eucaristía celebrada por el Padre Víctor Díez, franciscano de Albacete.
La nueva hermana profesa la Vida Evangélica según la Regla de la Orden Franciscana Seglar. Y es recibida a por la ministra, Adoración Alcañiz.

La ministra impone la Tau a los nuevos miembros

En la homilía, el padre Víctor se fija en tres puntos de la fórmula de la Profesión:
1.     Pido la gracia del Espíritu Santo.
2.     Pido la intercesión de la Virgen María y de san Francisco.
3.     Pido que mi fraternidad me ayude a llevar a cabo el fiel cumplimiento de lo que debo vivir.


El padre Víctor Díez con la neo-profesa y las novicias

Haciendo alusión al cuarto domingo de Pascua, el del Buen Pastor y Jornada Mundial de oración por las vocaciones, el padre habló de Cristo resucitado que deja atrás las tinieblas del sepulcro, simbolizado en el Crucifijo de San Damián por el color negro, pidió a los asistentes que dejando atrás las tinieblas del pecado y se enganchen a Cristo viviendo para Él, haciéndolo todo unidos a Él.


Que sigamos el ejemplo de san Francisco que se dio por entero a Dios abandonándolo todo.
Finalizada la ceremonia pasaron al locutorio para celebrarlo con un ágape.


En la foto una representación de las tres órdenes franciscanas:
 Orden de Frailes Menores (1ª) de las Hermanas Pobres de Santa Clara (2ª) y Orden Franciscana Seglar (3ª)

domingo, 8 de abril de 2018

INICIACIÓN A LA VIDA RELIGIOSA DE SOR Mª PATRICIA DE LA DIVINA MISERICORDIA.

Hoy día de la Divina Misericordia ha tenido lugar en la misa de esta mañana, después del Evangelio.


La Eucaristía ha sido celebrada por el padre Asistente de nuestra Federación, Fr. José Hernández Valenzuela, OFM, y concelebrada por nuestro capellán, D. Juan Julián Castillo Zafra.
Sor Mª Patricia lee una carta de la madre santa Clara vestida de novia

Un día muy hermoso para esta comunidad de hermanas clarisas de Villarrobledo y para todas las personas que han asistido a la ceremonia. Cuando se han acercado a dar la enhorabuena a ella y a la comunidad nos agradecían el haberlas invitado a una ceremonia tan emotiva, una auténtica catequesis, algo que muchos habían visto por primera vez.
La madre procede al corte del cabello, como un día san Francisco hizo con santa Clara

Durante el rito dos lectoras iban contando la vida de santa Clara, la huída de su casa, el despojo de sus vestidos, el corte de pelo y la vestición del hábito de penitencia por parte de san Francisco.
 Momento de la vestición del hábito de penitencia

El rito ha finalizado con la bendición de la madre santa Clara.

La madre entrega a la novicia la Regla de santa Clara y el libro de la Liturgia de las Horas

El coro de la Parroquia de San Sebastián de Villarrobledo nos acompañó en tan entrañable celebración.

Algunas ideas de la homilía del padre Valenzuela:

Un profesor estaba preparando sus clases y su hijo pequeño no le dejaba, así que se le ocurrió romper en trozos la hoja de un periódico donde aparecía la imagen del mundo, pensando que con eso se entretendría su hijo. Pero a los pocos minutos se le presenta con el “puzle” arreglado. “¿Pero cómo tan pronto?” le pregunta el padre. “Pues porque detrás de la hoja había un dibujo de un hombre y he compuesto el puzle por ahí”. La moraleja: Si se compone el hombre, se arregla el mundo.

Todas las personas tienen una relación de propiedad con los demás y con las cosas: Mi hijo, mi hija, mi mujer, mi marido; los religiosos no tenemos relación de propiedad, sino de fraternidad. Todos los hombres son hermanos nuestros. Las personas trabajan para tener dinero, comprar y adquirir posesiones. Pueden decir: “Esto es mío”. El religioso usa de las cosas pero no es propietario de nada.


Nuestra iglesia engalanada como en un día de boda

domingo, 1 de abril de 2018

¡¡RESUCITÓ!!


OCURRIÓ AL AMANECER DEL PRIMER DÍA DE LA SEMANA
María Valtorta, mística italiana, escribió la vida de Jesús tal como él se la reveló, siendo espectadora de muchos detalles que por brevedad no aparecen en los Evangelios. Como fruto de estas revelaciones nació “El Evangelio como me ha sido revelado”, que edita el Centro editorial Valtortiano de Roma para todo el mundo. Diez tomos de seiscientas páginas cada uno de una belleza encantadora, donde vemos descrita toda la vida de Jesús.
El último tomo está dedicado a las apariciones del Resucitado. La primera fue a su Santísima Madre. En el diálogo que hay entre ambos aparecen estas palabras de Jesús:


“Gracias, mamá, por haberme concebido, criado, ayudado en la vida y en la muerte. He sentido llegar hasta mí tus oraciones que han sido mi fuerza en el dolor”

Estas palabras atraviesan el tiempo y todo lugar llegando frescas y actuales hasta nuestro HOY concreto.
Pues cada alma fiel es madre de Jesús tal como lo afirma él en el Evangelio de san Mateo:

“El que cumple la voluntad de mi padre que está en los cielos, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre”. (Mt 12, 50)

San Francisco lo tenía muy claro cuando escribe la primera carta a los fieles:
Somos madres cuando lo llevamos en el corazón y en nuestro cuerpo por el amor divino y por una conciencia pura y sincera y lo alumbramos por las obras santas que deben ser luz para ejemplo de otros”.

HOY  a cada uno Jesús nos da las gracias igual que un día se las dio a su madre. Pero de manera especial se las dirige a la virgen consagrada a él. Santa Clara también tenía muy claro que era madre de Jesucristo, pues le escribe así a su santa amiga Inés de Bohemia:

“La gloriosa Virgen de las vírgenes lo llevó materialmente. Tú, siguiendo sus huellas, en pobreza y humildad, puedes llevarlo espiritualmente siempre fuera de toda duda en tu cuerpo casto y virginal. De este modo contienes en ti a quien te contiene a ti y a todos los seres”. (III Carta)

Situándonos aquí ¡cuánta debe ser nuestra alegría como clarisas! Qué consoladoras las palabras que Jesús nos dirige igual que un día a su madre, si las acogemos desde la fe.
Jesús HOY nos da las gracias porque le hemos dejado encarnarse realmente en nuestro cuerpo virginal, le hemos hecho crecer en los prójimos que nos rodean, le hemos acompañado en su vía dolorosa, viviendo con él cada instante de su dolorosa pasión. Y Él ha sentido nuestra presencia cercana y amorosa, nuestra oración ha sido para Él fuerza en su dolor.



Nuestra iglesia el día de hoy con el Santísimo expuesto

jueves, 29 de marzo de 2018

EL CÁLIZ DE LA NUEVA ALIANZA

En el monumento de este año hemos puesto la cruz de la que sale Jesús con el pan y el vino que nos ofrecerá convertidos en su cuerpo y sangre. Delante de la cruz aparece el sagrario, lugar donde está vivo y presente nuestro Señor, rodeado de flores que forman un cáliz, haciendo alusión a esta idea tan repetida por Jesús y los profetas: CÁLIZ DE LA NUEVA ALIANZA.

El cáliz que bendecimos ¿no es a caso comunión con la sangre de Cristo?” (1ª Co 10, 16)
Este cáliz es la nueva alianza en mi sangre” (1ª Co 11, 25)que va a ser derramada por vosotros” (Lc 22, 20) “para remisión de los pecados” (Mt 26, 28)

Como antaño en el Sinaí la sangre de las víctimas selló la Alianza de Yahvéh con su pueblo (Ex 24, 8), así también sobre la cruz la sangre de la Víctima perfecta va a sellar entre Dios y los hombres la ALIANZA NUEVA (Lc 22, 20) que anunciaron los profetas.


Monumento de nuestra iglesia de este año 2018 que intenta plasmar el mensaje que describimos a continuación

LA ALIANZA NUEVA
“He aquí que vienen días, Oráculo de Yahvéh, en que yo pactaré con la casa de Israel una ALIANZA NUEVA. Pondré mi Ley en su interior y sobre sus corazones la escribiré. Yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo”. (Jr 31, 33). Esta nueva y eterna alianza proclamada por Ezequiel 36, 25-28, por Isaías 55, 3; 59, 21; 61, 8; Baruc 2, 35, será inaugurada por el sacrificio de Cristo.


EL CÁLIZ
¿Podéis beber el cáliz que yo he de beber? (Mt 20, 22)
La imagen del cáliz o de la copa es utilizada por los profetas como una “copa de ira”. Aparece en Jr 25, 15-17; 49, 12; Ez 23, 32; Za 12, 2.
La imagen del cáliz es una metáfora bíblica que designa la pasión ya cercana.
Los sinópticos cuando describen la agonía de Jesús en Getsemaní (san Juan no la narra) ponen en labios de Jesús esta frase:
“Padre, si es posible, pase de mí este cáliz (copa de amargura); pero no se haga mi voluntad, sino la tuya” (Mt 26, 39. 42); (Mc 14, 36); (Lc 22, 41)


Ha llegado la hora de cumplir la voluntad del Padre, Jesús tiene que sellar con su sangre la Nueva Alianza que ha anticipado en la Cena, entregando su vida por todos. Es un trago amargo que le hace experimentar el miedo y la angustia. Pero para esto ha venido al mundo, para dar su vida en rescate por todos. El es el Siervo de Yahvé que carga con nuestras rebeliones. Despreciado, rechazado, llevaba nuestros dolores y aguantaba nuestros sufrimientos. Por haberse entregado en lugar de los pecadores, tendrá descendencia que prolongará sus días. (Isaías 53)
Jesús nos enseña que nuestro sufrimiento unido al suyo adquiere un valor, una eficacia y un sentido redentor. Por eso, a la luz de la fe, sufrimiento y alegría no están reñidos entre sí.

 Florero en forma de copa en cuyo centro hemos situado el sagrario 

domingo, 18 de marzo de 2018

TAL DÍA COMO HOY


Un 18 de marzo del año 1212 la joven Clara, con solo 18 años de edad, abandonó su casa palaciega en la ciudad de Asís, para ir al encuentro de san Francisco que la esperaba en la iglesita de la Porciúncula para ser consagrada a Jesucristo. San Francisco cortó su hermosa cabellera rubia y le vistió un sayal pobre al estilo de los hermanos menores. Ese día nació la Orden de las Hermanas Pobres de Santa Clara, hoy extendida por todo el mundo. Siendo la Orden contemplativa que más monjas cuenta en toda la iglesia universal.



También aquel 18 de marzo era domingo, pero un domingo especial: DE RAMOS. Clara salía de su casa en la Semana de Pasión porque se iba a desposar con Cristo pobre y crucificado. Así vivió ella su primera Semana Santa de consagración al Señor.

El día de hoy todas las clarisas del mundo hacemos la renovación de nuestra profesión religiosa. Nos comprometemos de nuevo a vivir en pobreza, castidad, obediencia y clausura según la Regla de Santa Clara y las Constituciones de nuestra Orden.
Hoy domingo hemos tenido una hermosa liturgia eucarística. Por un lado celebramos el día del Seminario, pidiendo por todos los seminaristas y un aumento de vocaciones sacerdotales. Por otro hemos renovado públicamente nuestra profesión después de la homilía. Los cantos han sido todos vocacionales. Hemos dado gracias a Dios por nuestra madre santa Clara y por el don de la vocación.
Recordamos algunos consejos de nuestra santa Madre:

Que el Señor esté siempre con vosotras y vosotras siempre y en todas partes esteis con Él”.

“Observad siempre con solicitud lo que al Señor prometisteis”.

"Sed amantes de Dios, de vuestras almas y de todas vuestras hermanas".

“Una vez que hemos entrado por el camino del Señor guardémonos de abandonarlo por nuestra culpa o negligencia para no hacer injuria a tan gran Señor”.  

“Uno de los mayores beneficios que hemos recibido del Padre de las misericordias es el de nuestra vocación.Debemos darle gracias todos los días por haberla recibido”.

Cartel y portada del folleto conmemorativo del evento. Se editaron 1600 folletos

Hacemos mención de aquel memorable domingo 18 de marzo de 2012, cuando todo el pueblo de Villarrobledo se movilizó para honrar a Santa Clara por su 800 cumpleaños de consagración, actualizada en la Iglesia por todas sus hijas espirituales.

Contraportada del folleto. Aparecen las fotografías de la casa paterna de santa Clara, la iglesia de la Porciúncula y el monasterio de San Damián y tres lugares paralelos en el pueblo de Villarrobledo

RECORDAMOS que mañana celebramos la solemnidad de San José.
El justo y casto esposo de la Virgen María, padre putativo de nuestro Señor. PATRONO DE LA IGLESIA UNIVERSAL.


Un hermoso libro para adentrarnos en la personalidad de san José, prefigurado ya en el Antiguo Testamento:

Tras las huellas de José. Icono del Padre y guardián del Arca” Alfonso Gómez Fernández. ISBN 978-9945-8641-0-6

miércoles, 14 de febrero de 2018

CARNAVAL Y CUARESMA

Dos palabras antagónicas y a un tiempo relacionadas que empiezan por la misma letra.

Etimológicamente proviene de carne-vale que significa “adiós a la carne”. Su origen ancestral está relacionado con fiestas paganas. Pero con el tiempo se ha asociado su celebración con la cuaresma cristiana. Las fechas en que se celebra varía de unos lugares a otros. Según Wikipedia empezaría el jueves lardero, para terminar el martes anterior al miércoles de ceniza.

Imagen del Carnaval de Villarrobledo, declarado de interés turístico nacional

En otros lugares, famosos por estas fiestas de carnaval, el festejo se funde con la celebración de la Cuaresma, como es el caso de Villarrobledo. El presente año 2018 comienza el jueves 8 de febrero y termina el domingo 18. Los mismos días en que se celebra en Río de Janeiro.

Imagen del Carnaval de Villarrobledo. Al fondo la Parroquia de Santa María.

Esta fiesta de origen pagano ha entrado a formar parte de nuestra cultura y es celebrada en todo el mundo.
¿POR QUÉ ESTA FIESTA VA COGIDA DE LA MANO CON LA CELEBRACIÓN DE LA CUARESMA CRISTIANA?
El inconsciente humano es muy rudimentario y actúa de esta forma: Como en Cuaresma toca penitencia, démosle antes al cuerpo todos los excesos de goce y disfrute”. Tomando la penitencia como algo que se impone desde fuera y no como un valor en sí mismo bueno y asumido, es algo que va “contra-natura”.


Una de las penitencias que nos impone la Iglesia en Cuaresma es abstenerse de comer carne todos los viernes. En respuesta a esta “imposición” se hace precisamente el entierro del pescado simbolizado con la sardina. Otra vez está actuando el inconsciente humano: “La Iglesia impone esto yo hago todo lo contrario, enterrar el pescado y comer carne”.
Cuando los cristianos celebramos por tradición las fiestas de carnaval unidas a la cuaresma SE NOS OLVIDA que la Cuaresma no empieza cuando acaba el carnaval, sino el miércoles de ceniza.


¿QUÉ SIGNIFICA ESA CENIZA QUE RECIBIMOS EN LA CABEZA?
-       Nos recuerda nuestra condición limitada y caduca. Tal como encontramos en el libro del Génesis: “Recuerda que eres polvo y al polvo volverás”. Cuando Dios nos llame a su presencia, el cuerpo se desintegra, pero aunque el cuerpo quede reducido a ceniza, el alma de cada hombre es inmortal porque así ha sido creada por Dios.

-       La ceniza es un signo externo de penitencia desde hace miles de años. En el caso de la reina Ester la Biblia nos cuenta que antes de presentarse al rey Asuero, imploró el favor de Dios cubriendo su cabeza de ceniza. En el caso de nuestros padres san Francisco y santa Clara, las fuentes franciscanas nos hablan de varias ocasiones en que uno y otra cubrieron sus cabezas de ceniza en señal de penitencia.


¿Y QUÉ ES LA CUARESMA?
No es un tiempo triste, sino un tiempo de gracia. Es un camino que nos conduce a la Pascua, al triunfo con Cristo sobre el pecado y la muerte.
Toda la cristiandad inicia hoy con la ceniza un itinerario espiritual, armada con la oración, el ayuno y la limosna. Practicados como nos enseña Jesús en el Evangelio de Mateo capítulo 6: 
Cuando hagas oración entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre que está en lo secreto”. LA ORACIÓN nos ayuda a situarnos en nuestra propia verdad: ¿Quién soy? ¿De dónde vengo? ¿Hacia dónde me dirijo? ¿Qué sentido tiene mi trabajo? Estas preguntas desembocan en otra: ¿QUIÉN ERES TÚ, SEÑOR? Así se inicia un diálogo de tú a tú con la Persona que más nos ama, porque es nuestro Creador y Redentor.


Cuando ayunes perfúmate la cabeza y lávate la cara, para que tu ayuno no lo note la gente, sino tu Padre que ve lo escondido”. EL AYUNO solemos omitirlo y olvidarlo porque es muy costoso tener el estómago vacío. Pero nos ayuda a ser señores de nosotros mismos y no esclavos de nuestros impulsos, pasiones y deseos desordenados.


Cuando des limosna que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha”. LA LIMOSNA nos recuerda que nuestro único tesoro es el Señor. Que las riquezas de este mundo sirven solo al servicio de los necesitados, porque cuanto hagamos con el prójimo, lo hacemos con Cristo.


En Cuaresma iniciamos un “éxodo” un salir de nosotros mismos, de nuestro egocentrismo, para dirigir la mirada a Dios, al cielo. Para ello debemos convertirnos, exige de nosotros una metanoia, un cambio.
LA META DE ESTE CAMINO no está en el calvario, sino en la Resurrección con Cristo, en el participar con Él de su triunfo sobre el pecado y la muerte.
De todo corazón os deseamos un buen itinerario cuaresmal. De cada uno depende cómo lo viva tal como dice san Pablo: 
“El que siembra para la carne de ella cosechará corrupción. El que siembra para el espíritu del espíritu cosechará vida eterna”